La mayoría de los pulpos permanecen en el fondo del océano, aunque algunas especies son pelágicas, lo que significa que viven cerca de la superficie del agua. Otras especies de pulpos viven en aguas profundas y oscuras, y se elevan desde abajo al amanecer y al anochecer para buscar alimento. Los cangrejos, camarones y langostas se encuentran entre sus alimentos favoritos, aunque algunos pueden atacar presas más grandes, como los tiburones. Los pulpos suelen caer sobre su presa desde arriba y, utilizando poderosas succiones que recubren sus brazos, empujan al animal hacia su boca. El pulpo realiza su famoso nado hacia atrás lanzando agua a través de un tubo muscular en el cuerpo llamado sifón. Los pulpos también se arrastran por el fondo del océano, metiendo los brazos en pequeñas aberturas para buscar comida. Las focas, ballenas y peces grandes se alimentan de pulpos.

Vea dónde viven los pulpos.

Si se ven amenazados, los pulpos disparan un fluido como la tinta que oscurece el agua, confundiendo al agresor. El pulpo también puede cambiar a gris, marrón, rosa, azul o verde para mezclarse con su entorno. Los pulpos también pueden cambiar de color como una forma de comunicarse con otros pulpos. Los pulpos son criaturas solitarias que viven solas en guaridas construidas con rocas, que el pulpo coloca en su lugar usando sus poderosos brazos. Los pulpos a veces incluso crean una “puerta” de roca para su guarida que se cierra cuando el pulpo está a salvo dentro.

Pulpo gigante del Pacífico

¡Los pulpos gigantes del Pacífico pueden cambiar de color para mezclarse donde quiera que vayan! Aprenda más datos asombrosos sobre estas increíbles criaturas en este video de National Geographic Kids.