La cabeza y el cuerpo del ornitorrinco con pico de pato crecen hasta unas 15 pulgadas (38 centímetros) y su cola crece hasta unas 5 pulgadas de largo (13 centímetros). Su característica más notable es su asombroso hocico. Parece el pico de un pato, pero en realidad es bastante suave y está cubierto con miles de receptores que ayudan al ornitorrinco a detectar presas.

Los machos también son venenosos. Tienen aguijones afilados en los talones de sus patas traseras y pueden usarlos para asestar un fuerte golpe tóxico a cualquier enemigo.

Los ornitorrincos pasan la mayor parte del tiempo solos, durmiendo o comiendo.

Estos mamíferos se alimentan del fondo. Recogen insectos y larvas, mariscos y gusanos en su pico junto con trozos de grava y barro del fondo. Todo este material se almacena en bolsas para las mejillas y, en la superficie, se tritura para su consumo. Los ornitorrincos no tienen dientes, por lo que los trozos de grava les ayudan a “masticar” su comida.

Los ornitorrincos son longevos, sobreviven 20 años o más en cautiverio y hasta 12 años en la naturaleza. Los científicos piensan que estas fascinantes criaturas son los primeros parientes de los mamíferos modernos. Estudios recientes muestran que evolucionaron por primera vez hace más de 112 millones de años, mucho antes de la extinción de los dinosaurios.