Los leopardos son grandes felinos poderosos estrechamente relacionados con leones, tigres y jaguares. Viven en África subsahariana, noreste de África, Asia central, India y China. Sin embargo, muchas de sus poblaciones están en peligro, especialmente fuera de África.

Puede identificar a la mayoría de los leopardos por su color claro y sus distintivas manchas oscuras. Esas manchas se llaman rosetas porque se parecen a la forma de una rosa. Estos patrones camuflan sus cuerpos mientras se mueven a través de la hierba y los árboles. Los leopardos negros, que parecen tener un color casi sólido porque sus manchas son difíciles de distinguir, se denominan comúnmente panteras negras.

A diferencia de los leones, los leopardos son criaturas solitarias. Los machos son casi por completo solitarios y las hembras solo rompen su soledad cuando están criando cachorros. Pero, como leones, los leopardos rugen. Los leopardos machos defienden su territorio rugiendo y marcando el olor, mientras que las hembras usan su rugido para atraer parejas y llamar a sus cachorros. Un rugido de leopardo es un rugido áspero, como un serrucho cortando madera.

Los cachorros de leopardo nacen con manchas apenas visibles. La madre esconde a sus cachorros y los mueve de un lugar seguro a otro hasta que tengan la edad suficiente para comenzar a jugar y aprender a cazar. Cuando los cachorros tienen unos dos años, viven solos. Pero los lazos maternos son fuertes y la descendencia a veces se reúne con sus madres.

Los gatos más salvajes del mundo

¡Prepárate para una cuenta regresiva perfecta de ocho de los gatos más salvajes, grandes y geniales del mundo!