La nariz, las orejas y los ojos del hipopótamo están en la parte superior de la cabeza y sobresalen del agua, mientras que el resto de la cabeza y el cuerpo se encuentran debajo de la superficie. De esa manera, un hipopótamo puede respirar, ver y escuchar incluso cuando su cuerpo está sumergido. Cuando un hipopótamo se hunde completamente bajo el agua, la nariz y las orejas se cierran automáticamente para que no entre agua. Los hipopótamos son excelentes nadadores y pueden contener la respiración durante unos cinco minutos. Incluso pueden caminar por el fondo de ríos y lagos.

Al anochecer, los hipopótamos abandonan su lugar acuático durante el día, avanzan pesadamente hacia la tierra y caminan hasta 5 millas (8 kilómetros) del agua para pastar en pastos cortos, su principal alimento. No se consideran animales de movimiento muy rápido, pero en ráfagas cortas pueden correr hasta 30 millas (48 kilómetros) por hora.

Pastando hasta el amanecer, un hipopótamo puede comer hasta 150 libras (68 kilogramos) de hierba por noche. Evitan el calor del sol regresando a un río o lago antes del amanecer.

Hipopótamo

¡Los hipopótamos pasan la mayor parte del tiempo en el agua! Aprenda más datos asombrosos sobre estas increíbles criaturas en este video de National Geographic Kids.

como-encontrar-un-numero-de-motor-de-motocicleta-un-tutorial-sencillo