Los osos polares comen principalmente focas. Los osos polares a menudo descansan en silencio en el orificio de respiración de una foca en el hielo, esperando que una foca en el agua salga a la superficie. Un oso polar también puede cazar nadando bajo el hielo. Pero el cambio climático está dificultando la caza de osos polares. El hielo se derrite antes y se vuelve a formar más tarde que en el pasado. Sin el hielo marino, el oso polar debe buscar otros alimentos menos nutritivos.

Los osos polares deambulan por las capas de hielo del Ártico y nadan en las aguas costeras de esa región. Son nadadores muy fuertes y sus grandes patas delanteras, que utilizan para remar, están ligeramente palmeadas. Se ha visto a algunos osos polares nadando a cientos de millas de la tierra, aunque probablemente cubran la mayor parte de esa distancia flotando en capas de hielo.

En otoño, las osas polares preñadas hacen guaridas en la tierra y en los bancos de nieve, donde permanecerán durante el invierno y darán a luz de uno a tres cachorros. En primavera, la madre sale de su guarida seguida de sus cachorros. Durante ese tiempo ella los protegerá y les enseñará a cazar. Estados Unidos, Canadá, Dinamarca, Noruega y Rusia firmaron un acuerdo en 1973 para proteger a los osos polares.

Oso polar

¡Los osos polares pueden nadar 100 millas seguidas! Aprenda más datos asombrosos sobre estas increíbles criaturas con National Geographic Kids.