La técnica de caza de la boa generalmente consiste en emboscar a sus presas, como ratas, pájaros, monos o cerdos salvajes. La serpiente se traga entera a su presa. Los alimentos son digeridos por ácidos estomacales fuertes.

Después de una comida abundante, una boa no necesita volver a comer durante semanas. Una boa constrictor crece a lo largo de toda su vida, que puede ser de 20 a 30 años. Una boa adulta generalmente pesará más de 100 libras (45 kilogramos) y crecerá hasta aproximadamente 13 pies (4 metros) de largo. Las boas constrictoras tienden a vivir solas.

¡Las madres boas dan a luz a unos 60 bebés a la vez! Una boa bebé está sola desde el principio. Nace con el instinto, o conocimiento incorporado, de cómo cazar. También tiene el instinto de esconderse para mantenerse a salvo de los depredadores. La dieta de la cría de boa cambia a medida que crece. Cuanto más grande se vuelve, más grande se vuelve su presa preferida.

Súper serpientes que se deslizan

De venenosas a extrañas, tenemos serpientes más raras que las que se deslizan por su jardín.